¿Estás pensando en contratar personal para tu empresa? Pues hazlo de forma indefinida y BONIFICADA. Aún estás a tiempo!!

Septiembre es un mes en el que tradicionalmente se producen muchas incorporaciones de nuevo personal nuevo. Si es el caso, o te estas planteando ampliar tu plantilla con trabajadores fijos de cara a la vuelta de vacaciones, puede que interese adelantar la fecha de las contrataciones. La razón es muy clara: los contratos indefinidos formalizados hasta  el 31 de agosto, aún  pueden beneficiarse de la exención en los primeros 500 euros de cotización a la Seguridad Social.

La empresa todavía está a tiempo  de beneficiarse de la bonificación por la contratación indefinida (incluidos los fijos discontinuos), consistente en que los  primeros 500 euros  en la base de cotización por contingencias comunes  están exentos de cotización a la Seguridad Social. Pero esta medida está a punto de finalizar, pues sólo es aplicable para los contratos que se formalicen hasta el  31 de agosto, inclusive.

Recordar que la exención se aplica exclusivamente en la base de cotización por contingencias comunes, lo que significa que hay que hay que cotizar por el resto de contingencias (accidente, desempleo, formación profesional, etc.,) como en cualquier otro contrato.

Independientemente de la fecha  en la que la empresa formalice el contrato, la bonificación se aplica durante los  dos primeros años  de contrato.  Además, en el caso  de que las empresas con una plantilla inferior a diez trabajadores, se beneficiarán durante un tercer año adicional,  de una exención en los primeros 250 euros.

Se ha de tener en cuenta, que la bonificación se establece en función de la jornada y del nº de trabajadores que tenga en el momento de la contratación. A modo de ejemplo:

Empresa de 1 a 9 trabajadores (jornada completa):

  • 1er Año (Exención de 500€/mes)
  • 2do Año (Exención de 500€/mes)
  • 3er Año (Exención de 250€/mes)

Importante!! Requisitos que debe cumplir la empresa

Para poder beneficiarse de la bonificación, la empresa deberá cumplir los siguientes requisitos:

Exclusiones. Hay determinadas contrataciones a las que no se aplica la nueva exención, como en las relaciones laborales de carácter especial (altos directivos), o contrataciones que afecten al cónyuge, entre otras.

-Hallarse al corriente de las  obligaciones tributarias y de Seguridad Social.

-No haber  extinguido contratos  de trabajo por causas objetivas o disciplinarias  en despidos que hayan sido  declarados judicialmente improcedentes, o bien despidos colectivos que hayan sido declarados no ajustados a derecho, en los seis meses anteriores a  la celebración del contrato que da derecho a la exención.

¡Atención!: No computan los reconocidos como tales en el acto de conciliación.

-Que el nuevo contrato suponga un incremento tanto del nivel de empleo indefinido  como del  nivel de empleo total  de la empresa en base al promedio diario de contratos en los 30 días anteriores a la contratación nueva.

-Mantener durante 36 meses (desde la fecha de contratación del trabajador que dé derecho a la exención) tanto el nivel de empleo indefinido como el nivel de empleo total alcanzado con la contratación.

-No haber sido sancionada con la pérdida de  bonificaciones  por haber cometida alguna infracción grave o muy grave.

Se ha de tener en cuenta que la aplicación de esta exención es  incompatible  con cualquier otra por el mismo contrato, salvo en contrataciones  con personas incluidas en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil o personas beneficiarias  del programa de Activación para el Empleo.

Toma nota:

Aunque la exención de 500 euros puede suponer en algunos casos un ahorro interesante para la empresa, ha de tenerse en cuenta que la bonificación obliga a la empresa a  planificar, en la medida de lo posible, su actividad  durante 36 meses, que es la duración de la obligación de mantenimiento del empleo. Esto significa que si en ese plazo prevé realizar despidos que puedan ser declarados judicialmente improcedentes, acabará incumpliendo uno de los requisitos.

¿Y si se incumplen los requisitos?

-Si lo que incumple la empresa es el requisito de  mantener durante 36 meses  el nivel de empleo, la bonificación quedará sin efecto y la empresa deberá reintegrarla  en unos importes y porcentajes  diferentes en función de la fecha del incumplimiento y del tiempo transcurrido. En este caso no se aplican recargos ni intereses de demora.

-Si lo que incumple la empresa son las condiciones o no reúne los requisitos  necesarios para beneficiarse de la bonificación (salvo el requisito de mantener durante 36 meses el nivel de empleo) entonces deberá  reintegrar las cantidades dejadas de ingresar y se le aplicará  adicionalmente un recargo del 20 % y un interés  de demora.