En apenas dos semanas -el próximo 30 de junio- termina la presentación del borrador de la Renta 2016. Y ya sabemos que con Hacienda no se juega.

Mucho cuidado con olvidarte a la hora de pasar revisión con la Agencia Tributaria porque podrías tener serios problemas que, sin embargo, puedes evitar.

A nadie le gusta llegar tarde a una cita pero las hay que son irremplazables e irrefutables.  Entre éstas, la de Hacienda. Y es que la Campaña de Renta 2016 termina a finales de este mes, en concreto el próximo día 30. Pero a día de hoy aún hay, los más rezagados, que no han presentado el susodicho borrador para ponerse al día con la Agencia Tributaria en materia de ganancias, impuestos, cuentas…  pero ojo, no vale estresarse. Suele ocurrir con el estrés diario, los miles de compromisos familiares y sociales o simplemente por puro descuido, nos hayamos olvidado de presentar la Declaración de la Renta 2016. Aún tenemos algo de maniobra para actuar y sin que esto nos genere ansiedad o estrés añadidos.

En Gesticat buscamos siempre la mejor solución para nuestros clientes, ofreciendo un servicio rápido, riguroso y de calidad siempre buscando la máxima comodidad  y el máximo beneficio con nuestros clientes.

La Declaración de la Renta 2016 es una de las gestiones más importantes, sino la que más, en cuanto a impuestos y donde este año han participado algo más de 20 millones de españoles, incluyendo Con carácter general, los contribuyentes que han percibido rentas inferiores a los 22.000 euros brutos anuales de un solo pagador pero que sin embargo están exentos de tributar. Es decir, pueden declarar si desean hacerlo pero no están obligados.

Consecuencias de no hacer la Declaración de la Renta 2016

De estar obligados a hacer la declaración y olvidarse de presentarla, consciente o inconscientemente, debemos estar preparados para lo peor. Y es que, la aplicación de la ley tributaria prevé sanciones y multas para quienes incumplen con sus obligaciones fiscales como es la de presentar el IRPF en tiempo y forma estipulados por norma.

Entregar la declaración fuera de plazo puede conllevar una infracción leve con una multa de 200 euros y una posible sanción en función del resultado del IRPF y de quien detecta el fallo. O lo que es lo mismo, no es igual que sea el contribuyente quien, de motu propio reconoce el error o que sea la Agencia Tributaria quien llame tras detectar esta omisión ni que el resultado de la renta 2016 sea a pagar o a devolver

Por ejemplo, la multa por no presentar el IRPF a tiempo es de 200 euros, pero se puede quedar en 75 euros por presentación voluntaria más conformidad. También en el caso de que el error se dé en una declaración informativa, la sanción será de 20 euros por cada dato no incluido o inexacto con un mínimo de 300 euros y un máximo de 20.000 euros. Y si además no se comunica el cambio de domicilio fiscal se multa con 100 euros.

Si es Hacienda quien detecta la omisión en la presentación de la Declaración de Renta 2016, las sanciones en este caso se disparan entre un 50% y un 150% de la cantidad a ingresar más el interés de demora en función de lo grave que la AEAT considere el delito.

¿Para qué exponerte a estos problemas?

Contáctanos.