Se presentan varios cambios fiscales para 2017. Actualmente en nuestro país hay 3,2 millones de autónomos y esto representa al 18,3% de personas que cotizan en la Seguridad Social.

La crisis provocó que muchos trabajadores acabaran en el paro y estos tuvieron que hacerse autónomos para poder salir del bache.

Los cambios fiscales para 2017 más  esperados  para los trabajadores son los relacionados con lo  que se podrán desgravar en el IRPF.  Hacienda va a destinar este año a beneficios fiscales un 7,6% menos que en 2016. Los autónomos que trabajen en casa se podrán desgravar los suministros de electricidad, agua y gas. Además, podrán también desgravar el 50% de los gastos en coche y teléfono siempre y cuando el coche esté parcialmente sujeto a actividad y solo se tenga una línea telefónica.

Hay que destacar que se realizarán cambios en las cuotas de autónomos y autónomos societarios.

La base mínima de cotización subirá un 8% por lo que la cuota mínima de autónomos a la Seguridad Social se establecerá en 285,41 euros al mes. La base máxima crecerá un 3%. En cuanto a los autónomos societarios la base máxima subirá también un 3%. Todo esto se traduce en un gasto mayor si un autónomo quiere contratar nuevos empleados.

Por otro lado, los autónomos que coticen al mínimo tienen una tarifa plana de 50 euros durante un año, no como antes que se reducía a 6 meses. Por desgracia, la ansiada cuota progresiva demandada por la mayoría de autónomos no se ha aprobado todavía.

El impuesto de sociedades mínimo para las empresas que facturen una suma mayor de 10 millones de euros al año aumentará del 18% al 23%.

Por otro lado en las pymes el tipo nominal seguirá siendo del 25% pero habrá límites en las deducciones. Como ventajas, este año los autónomos tendrán la posibilidad de retrasar durante 12 meses las deudas fiscales que no excedan los 30.000 euros y en el supuesto de que se excedieran el retraso podría ser de hasta 36 meses.

Otro de los cambios fiscales es la implantación del Suministro Inmediato de Información.

A través de esta herramienta las empresas podrán registrar de forma telemática su facturación en cuatro días y de esta forma los libros de registro serán configurados al instante. Esto facilitará a las empresas los trámites a la hora de presentar sus operaciones. Esta herramienta será obligatoria para empresas con facturación superior a 6 millones de euros anuales.

Contáctanos