Atención! Si no llevas un registro de la jornada de TODOS los trabajadores de tu empresa, prepárate para ser “fichado” por Inspección de Trabajo y prepara el bolsillo.

Tanto si eres empresa como trabajador, este artículo te interesa…

  • ¿Quién no ha tenido en algún momento, una visita o requerimiento de Inspección de Trabajo para controlar si se hacen horas extras?

De todos es sabido, que éste es un tema muy perseguido por Inspección y por el que se ha iniciado más de un acta de infracción e incluso de obstrucción.

Pues bien, cierto es que el Estatuto de los trabajadores en su artículo 12.4c, ya establecía la obligación para las empresas de registrar, diariamente, la jornada de los trabajadores a tiempo parcial. Al igual que en su artículo 35.5, se establece que las horas extras, deben registrarse día a día, han de totalizarse, y se ha de entregar copia a los trabajadores junto con la nómina. Todo ello con la finalidad de controlar que no se exceden los límites establecidos para las horas extraordinarias y complementarias.

Sin embargo, la Inspección de Trabajo y los Tribunales han detectado, con motivo de la crisis, que son muchas las empresas que han abusado de las horas trabajadas por encima de la jornada ordinaria, sin retribuirlas ni declararlas. Hecho este, que no ha pasado desapercibido y al que, sin duda alguna, hay que poner remedio.

  • ¿Cómo?

Desde el pasado mes de diciembre de 2015, la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional  ha dictado hasta 3 sentencias en las que se obliga a todas las empresas, a establecer fichajes o sistemas de registro físico de control de la jornada de trabajo diaria de la plantilla para saber si se realizan horas extras o no y para verificar el cumplimiento de los horarios acordados con los trabajadores.

Importante! No nos referimos a la obligatoriedad establecida para los contratos a tiempo parcial, sino a los contratos a jornada completa.

Lo que se discute en la Audiencia Nacional es si solo se ha de fichar cuando se realizan horas extras o en todos los casos.La conclusión es que ha de hacerse en todos los casos ya que, en caso contrario, sería imposible saber si se han realizado horas extras o no.

Ojo! No sólo basta con tener un registro de jornada, además ha de coincidir con el número de horas anuales que marca el convenio colectivo aplicable a la empresa.

Por tanto, al amparo de la jurisprudencia, podemos confirmar que la implantación de este sistema de registro y verificación, es obligatorio, dado que la Inspección de Trabajo a día de hoy, puede exigir a las empresas dicho registro para comprobar el adecuado cumplimiento.

Debes saber que, a día de hoy, Inspección cuenta con una campaña abierta para comprobar que todas las empresas están cumpliendo esta obligación, endureciendo los controles e imponiendo importantes sanciones.

  • ¿Y si no realizo, ningún registro ni control de la jornada?

Informarte que dicho incumplimiento constituye una infracción leve en materia laboral, que puede ser sancionado con una multa de entre 60 a 625 euros.

Si el incumplimiento se refiere a la transgresión de los límites de la jornada, horas extras y complementarias, constituye una infracción grave, sancionable con multa de entre 626 a 6.250 euros.

Además, en el caso de los trabajadores a tiempo parcial, si no se realiza el registro de horas, el contrato se presumirá realizado a jornada completa.

  • ¿Cómo deben ser los registros y hay algún formato determinado?

No hay ningún modelo preestablecido, con lo que si la empresa no cuenta con un sistema de control de presencia y horario (fichas, tarjetas de proximidad, huellas, etc.), deberá realizar una plantilla que deberá cumplimentarse  y entregar copia mensualmente a cada trabajador.

En Gesticat, asesoramos y ponemos  a disposición de nuestros clientes, un modelo de registro, que garantiza el cumplimiento de la normativa y que reúne todos los requisitos mínimos establecidos que solicita Inspección de Trabajo.

No lo olvides y toma nota! El hecho de no ser conocedor de la normativa, no te exime de su cumplimiento. Una correcta y adecuada gestión laboral puede evitarte sorpresas inesperadas y evitar gastos imprevistos.